Sections


  Charlas con la luna
Categoria : Poesías
Añadido en : 14/11/07 10:43
Autor : pepegelo
lecturas : 917
Comentarios : 0 [ Enviar un comentario ]
Nota : Sin evaluar [ Rate ]

I.
Brilla, brilla
¡ay! mi Luna, lunera,
ilumina el camino
de versos
que mostrar ante ella
quisiera.

¡Ay! Luna, mi Luna, lunera,
salpica con tu luz
mis entrañas
que encadenada a su mirada
está presa.

¡Ay! Luna, mi Luna, lunera,
susurros de terciopelo
su voz me resulta,
cual nota sostenida
que por la brisa navega,
ansiosa de un refugio
que mis oídos alberga.

¡Ay! Luna, mi Luna, lunera,
descanso mis párpados
y la sueño,
la aurora ilumina
su recuerdo,
cierro los ojos
y la veo,
cierro los ojos
y la encuentro,
¡ay! Luna, mi Luna, lunera,
mi fiel amiga
mi compañera.

Embriagado de pasión,
con sus labios
me siento,
entre la brisa y su pelo
a soñar me entrego,
y sueño con sus nevados dientes
y sueño con el brillo en sus ojos,
y en su caminar melodioso,
detengo mi mirada
detengo el tiempo,
y te miro,
¡ay! mi Luna, lunera,
y observo tu reflejo
en su rostro calmado
en su rostro de estrella.

¡Ay! mi Luna,
Luna, lunera,
tu ya lo sabes
es mi amada, es ELLA.


II.
Tu llamada a oscuras,
como eco de azucenas,
como el romper de las olas
como sueño de primavera.

Encendiste la pasión
de mi instante,
y conjuraste la plegaria
de mi sentir constante.

Y un sueño, una caricia,
y un recuerdo de tu pecho,
que en mi alma cautiva
se clava con despecho.

Y observo entre bruces
como el transcurrir del tiempo,
va llenando mi camino
de silencio,
de venturas pasajeras
y de permanentes recuerdos
y va acortando la distancia
del terminar inquieto.

Enmarañadas las palabras
de mi mente inquieta,
quieren desbordar de sentido
el calor de mis letras.

El arraigo de mis sueños
los llevo con dulzura,
en un recuerdo permanente…
tu llamada a oscuras.


III.
Amada mía,
quiero que sean para ti
las últimas palabras
de este día.
¡sss!, escucha,
el susurro del aire
nos acerca,
siento en mi
como arena a su playa
tu presencia.

Si en mi interior
mirar pudiera,
vería como las golondrinas
buscan su primavera,
como el perfume
su aroma,
como el soneto
sus estrofas,
más conmigo tu esencia
se detiene un momento,
dialoga.

Presto a tu llamada
estoy quedo,
hormigas recorren mis venas
y erizan mis bellos,
corcel que galopa
¡cho!, pararlo quiero,
más con todo intento
no puedo.
Miro de frente el cristal
que frente a mi he colocado,
libertino recurso
que para más soñar
he tomado,
y sueño despierto
y sueño…

Si romper quisiera
lo que a mi espíritu detiene,
nada sería más complejo.
¡Ay! de mi, errante
que en busca de luz
camino,
si oscuras son las noches
más ciego mi destino.

¡Ay! mi Luna
egoísmo en mi interior
padezco,
más siendo como eres
compañera
a mirarte no me atrevo,
comprendo que celosa
estés de mis versos,
pues cuanto más la nombro
más la siento.

Mi pluma está cansada
¡ay! mi Luna
escribir más no quiero,
mañana será otro día
y verla de nuevo
deseo.


IV.
Es la noche compañera,
y he aquí que siendo cómplice
y en tu presencia,
a mirarte me presto.
Cuan desventurado,
voy en vida vislumbrando
un camino que a tu vera
no avanzo.

Con esta inspiración del momento
ante tus ojos me veo
ser compañero de las hojas
que cortan el viento con su
majestuoso vuelo, deseo

Rozas con disimulo mi mano
y al son de bellas melodías
pones mis bellos erizados.
Niego de las estrellas
su luz, pues lo único
que alumbra el momento
son tus ojos.
Siento tu aliento aletear
mis sentidos, y cuan
cascada precipitada
son para ti mis deseos.

Callado y en silencio
muchas noches mantenido,
y es ahora, con la premura
de tu mirada
cuando se desborda
todo aquello que he sufrido,
y sufro en la oscuridad
de mi alcoba
la soledad de mi espíritu,
cuando no estás a mi lado
cuando no estás conmigo.

Mas consciente a duras penas
que esto no tenga futuro
deseo desesperado
que mis versos sean cautivos,
que te cautiven,
que tu corazón hagan suyo,
más no son frutos del delirio
sino de un amor abatido,
de un amor que sale de dentro
de un espíritu convencido
que ante mis ojos está
Lo que siempre he querido.


V.
Rostro que a mi mente
llega,
rompes de un plumazo
mi paz serena,
solo eso, solo tengo,
una imagen borrosa
creada en mi pensamiento.

Sufro,
vaya si sufro,
espera que rompe mi alma,
espera que lentamente
me mata.

Deseo abrigar sus labios
en los míos,
sentir la fuerza y el calor
que con ella he percibido,
más una nube ciega
mis sentidos,
en una larga espera
sin futuro.

Espinas errantes,
las paredes de mi alcoba
parecen,
en soledad me siento
ella sola me entiende.

Mosaicos de crepúsculos
dibuja mi mente,
de auroras perdidas
de regazos silvestres.

Encaramada en la orilla,
está mi barca,
perdida.


Navegar quisiera,
más sin ella no puedo,
dejo que su recuerdo
remonte el vuelo,
que susurre al oído
de nuestra cómplice
la Luna, si tu,
nuestra Luna, mi Luna
que de secretos
hemos llenado
tus noches oscuras,
otrora de pasión
hoy de amargura.


VI.
Deseo ver partir
su recuerdo,
más en solitario
amiga Luna
tal vez, no puedo.

Sigue siendo,
y tu bien lo sabes
la dueña del dolor
de mis versos,
versos escritos con sangre,
con la sangre de un amor
desgarrado.

Si antes respirar
lo hacía con anhelo,
ahora, el aire
ver no quiero,
pues su aroma se mantiene
y con el su recuerdo.

Diana fue para ella
mi corazón,
centro de dardos
bañados en aflicción,
refugio de sentidos
pensamientos
que a estrellarse,
precipitados,
encontraron un destino
sin alba, sin luz, sin futuro,
sin razón.
A ti te tengo, mi Luna,
sufrir me has visto
¡ay!, compañera,
agotado de dolor
extenuado,
pero siempre a mi vera.

Brillas en noches cerradas
y mandas tu luz salvadora
a mi pozo de agonía,
verme así no te agrada
y conjuras en el firmamento
un deseo de esperanza,
de mi esperanza,
aquella que ahora
no tengo
aquella que ahora
me falta.

¡Ay! mi Luna,
Luna, lunera,
tu y yo, yo y tu,
escapar quisiera
y libre como un pájaro
volar,
atravesar montañas y mares,
ser cómplice de la soledad,
y quitarme esta nube
que me ciega
que no me deja disfrutar,
del bien más preciado,
de la libertad.

Al alba los gallos
a maitines cantan,
ya te estoy perdiendo
ya tu luz no alumbra,
a dormir me presto,
más cuando cierro los ojos,
allí la encuentro,
y el dolor en mi puerta
de nuevo acecha,
sigiloso, en silencio,
siniestro.


VII.
Los primeros rayos del sol
me desvelan,
al alba alegre mirar
no puedo,
mi río se ha secado
no tienen mis alas vuelo.

Ya no me sonríe la primavera,
azul ya no me parece
el cielo.
Ya derrama sangre la Luna,
¡ay! mi Luna, mi compañera,
tantas noches solitaria
tantas noches a mi vera.

Ahora sus mejillas
describen mi ausencia,
porque ya no sonrío,
porque ya no le hablo
porque ya no la miro.
Amargo dolor
rabia amarga,
que mi interior desbocado
de impotencia desata,
¡ay!, luna amiga,
mi luna,
a quien le tocará mañana,
que más da
quien sin razón ama,
a pensar no se para,
a quien la vida cegar
a quien dejar,
sin mañana.
¡Muerte!, ven a buscarme,
llévate mi último suspiro,
¡arráncame de este cruel mundo!
al que sin ella renuncio
en quien sin ella no vivo.

Cipreses a mi alrededor
plantad,
lirios y amapolas
azucenas y rosas
aléjenlas.

Llueve en mi corazón
negras cenizas de ultratumba
mi vida no tiene color
mi vida, ya no es vida.

¡Ay!, ¡ay!, ¡ay!,
¿por qué?, amor injusto
mundo al revés,
¿porque tan dulces momentos
hoy me van a enloquecer?.
Abrumado y sin sentido,
me desplomo
y caigo en el suelo frío,
atendiendo como naufrago
mi fatal destino,
brisa ya no siento
colores no percibo.

Te veo, ¡muerte!,
y ahora por mi Luna
te cambio,
¡llévame ya, no esperes!.

Adiós, mi Luna,
Luna lunera,
hasta mi aliento último
mi fiel amiga,
hasta mi último aliento
¡¡¡MI COMPAÑERA!!!.


VIII
Los primeros rayos del sol
me desvelan,
al alba alegre mirar
no puedo.

¡Boom!, una más
otra,
víctimas de la sin razón
perecen,
en manos sin corazón
que vivir no merecen.

Amargo dolor
rabia amarga,
que mi interior desbocado
de impotencia desata,
¡ay!, luna amiga,
mi luna,
a quien le tocará
mañana,
¿seré yo?
¿será una persona
cercana?,
que más da
quien sin razón mata,
a pensar
no se para,
a quien la vida cegar
a quien dejar,
sin mañana.

  

Menu

Noticias
Su Obra
Sus Datos
Poemas y Otros
Descargas
Enlaces
Recomienda
Contacto

Su Obra


Entrar

Nick :
Password :
 Guardar
Registrarse
Perdiste tu password ?

Estadísticas

Paginas vistas desde
22/10/07 : 908800

 · Miembros : 25825
 · Noticias : 0
 · Descargas : 0
 · Links : 0


Buscar

Busqueda avanzada